FORMULACIÓN DE UN MODELO COMERCIAL PARA EL FORTALECIMIENTO DEL TURISMO, MEDIANTE LA VALORIZACIÓN DE LA TIPICIDAD CULTURAL Y TERRITORIAL DE PRODUCTOS CHILENOS

CORTÉS BAYGORRÍA, AXEL ANDRÉS (2018)

Catalogado desde la version PDF de la tesis.

Tesis Pregrado

Al momento de definir productos típicos de Chile, no existe un claro consenso, conocimiento, ni tampoco una oferta adecuada. La tipicidad se relaciona con la historia, costumbres y principalmente con la localización u origen. Es justamente en este último punto donde como país tenemos una debilidad que disrumpe las posibles sinergias que se podrían generar para el fortalecimiento a la cultura e identificación de estos productos típicos con el país. Adicionalmente nuestra geografía nos juega en contra a la hora de generar integración, las barreras de distancia y conectividad generan un bajo grado de entendimiento de cómo es nuestra cultura.En este contexto se desarrolló una metodología que permitiera elaborar un modelo de negocio basado en aspectos claves en función a la realidad país en este ámbito. Es así como antes de realizar un diagnóstico se consideró el estudio de casos, entrevistas con actores claves como líderes de organizaciones de comercio justo, artesanos, turistas, etc. Se consideró de igual forma experiencias personales, viajes, foros de opiniones, para así intentar lograr un diagnóstico bien fundamentado antes de plantear un modelo de negocio basado en las oportunidades que de él se desprendan.El diagnóstico presenta como aspecto clave la importancia de mejorar la oferta de estos productos típicos y fortalecerlos a través del turismo. Esto último basado en la importancia actual e histórica que han tenido las influencias extranjeras en nuestro país. Esto radica en que el país está cada vez más propenso a adoptar costumbres, comidas y productos de otros países, proceso natural que viene con la apertura de mercados al que estamos expuestos, pero que como contraparte no hemos sabido contrarrestar ofreciendo lo nuestro. Esta oferta actualmente es pobre, basta con solo cuestionarse “Qué es típico nuestro”, probablemente las respuestas van a ser pobres y es por eso que tenemos una tarea pendiente que se debe abordar.Respecto a la oferta de tipicidades, estas se encuentran centralizadas en puntos de interés turístico, pero de forma segregada. Es así como los productos típicos del norte prácticamente están en el norte y los del sur en el sur, generando este aislamiento que finalmente resulta en un bajo reconocimiento y fortalecimiento de lo nuestro.Desde el punto de vista del turismo, no existe una oferta adecuada. Algo tan simple como comprar souvenirs o productos típicos no es tarea fácil.La propuesta logra adecuar los modelos de cadena de valor a este mercado de nicho, tomando como referencia las particularidades geográficas, económicas, históricas, políticas y culturales, para el logro de una integración logística que permite disponibilizar productos típicos de todo el país en puntos de venta en lugares de gran flujo turístico.Aspectos claves para destacar son las asociaciones con las cuales se debe mantener un estrecho lazo, tanto en cuanto al abastecimiento de estos productos típicos, como en el fomento y venta de ellos. Las asociaciones de comercio justo, de artesanos, de turismo, los mecanismos de fomento del estado, las asociaciones extranjeras de rescate de patrimonio, etc. Esto conforma una red de apoyo catalizadora que se debe mantener constantemente a través de la participación en diversas actividades relacionadas a este ámbito, como así también siendo parte como canal de difusión y fomento. Dada la precariedad tanto de financiamiento, de educación y baja asociatividad de la gran mayoría de los pequeños productores, esta red de apoyo es clave.Se elaboró un listado de la oferta de productos típicos a nivel nacional. Con la consideración de todos estos antecedentes, se elaboró un análisis geográfico y de flujo turístico que determinó 7 ubicaciones claves para la localización de puntos de venta. De estas, 4 con mayor importancia y a dar foco en una primera etapa. Estas son Arica, Santiago-Valparaíso, Temuco y Puerto Natales-Punta Arenas. La segunda etapa o prioridad contempla San Pedro de Atacama, Hanga Roa y Pucón.Se diseñó un sistema de distribución que permite contar con productos típicos de todo Chile en todos los puntos de venta, esto minimizando el transporte utilizando a cada punto de venta como zonas de recolección y almacenamiento de productos locales para su posterior distribución.Finalmente se elaboró un plan de marketing que permitió determinar actividades claves a realizar y que finalmente se lleva a un flujo de caja propuesto para el comienzo de este negocio de acuerdo a lo planteado por el modelo. Este plan obedece a las siguientes 6 estrategias identificadas en el análisis de la industria. Robustecer la oferta variada de productos típicos en todo Chile, difundir y promocionar los productos típicos, desarrollo de canales de distribución, generar plan de asociación con políticas de Comercio Justo, mejorar identificación de productos con la historia del producto y el rostro de los productores y utilizar ferias costumbristas como plataformas de acercamiento y difusión.El modelo de negocio finalmente se basa en las ventajas competitivas que presentan estos productos, la oferta en lugares claves, la importancia del turismo como agente catalizador del reconocimiento de lo nuestro, una propuesta para optimizar la cadena logística, conceptos de modelo de servicio y organismos de fomento a utilizar.