AMÉRICA LATINA SE DESACELERA A DOS VELOCIDADES.

GUTIÉRREZ CORREA, CESAR ANTONIO (2018)

Catalogado desde la version PDF de la tesis.

Tesis Pregrado

Las autoridades de las economías emergentes se encuentran enfrentando un momento complejo de desaceleración del crecimiento, de condiciones externas difíciles y de alta vulnerabilidades después de más o menos una década de crecimiento sostenido. En el último año, América Latina ha experimentado niveles de desaceleración importantes en términos económicos, siguiendo con el bajo desempeño obtenido en el último tiempo. Esta situación en parte se ha visto reflejada por la caída de grandes economías regionales, las cuales han sido afectadas fuertemente por la continua caída del precio del crudo de petróleo desde el año 2014, lo que ha producido una reducción importante de las ventas por exportación y de los ingresos fiscales de los países productores de petróleo tales como Colombia, Ecuador, México y Venezuela. Así también, con la caída de los precios de las materias primas y la agricultura, se ha afectado significativamente a países exportadores como Chile, Brasil, Republica Dominicana y Perú.Esta desaceleración ha tenido su origen en distintos factores políticos, sociales y económicos que han llevado a los países de la región a reevaluar sus expectativas de crecimiento. Dentro de estos factores, los que han generado mayor impacto han tenido relación con; (i) un incremento del descontento social como resultado de las limitaciones del “estado de bienestar” en los países de la región, el cual ha estado acompañado de un fortalecimiento de la “conciencia ciudadana”; (ii) un aumento de la desconfianza tanto a nivel de la sociedad civil, como del mundo empresarial, por efecto de un incremento de la incertidumbre política y en específico, de la políticas económicas; (iii) un aumento de los niveles de corrupción política; (iv) un entorno externo menos favorable, influenciado fuertemente por la caída de los precios de las materias primas y por la disminución de la demanda entre los socios regionales.Desde el punto de la sociedad civil, la incertidumbre y el entorno macroeconómico externo menos favorable, han exacerbado el deterioro de los mercados laborales y por tanto, de los niveles de desempleo de la región. Además, el aumento de las tasas de inflación ha afectado a la renta disponible y por ende, al consumo interno. Por otro lado, desde el punto de vista empresarial, la profundización del pesimismo y la desconfianza ha afectado fuertemente los niveles de inversión.La recesión liderada por Brasil ha influenciado la percepción de crecimiento de la región, considerando que la mayoría de los países siguen creciendo, de manera moderada pero segura, y que la contracción responde a acontecimientos que se están produciendo en unos pocos países. Para América Latina y el Caribe se prevé un crecimiento a dos velocidades en la región, con un avance moderado para el 2016-17 en los países de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú), mientras que Brasil sufrirá una fuerte recesión que arrastrará a los países del Mercosur.

The authorities in emerging economies are facing a complex moment of slowing growth, difficult external conditions and high vulnerabilities after about a decade of sustained growth. This situation has been reflected by the fall of large regional economies which have been strongly affected by the continued fall in the price of crude oil since 2014, which has produced a significant reduction in export sales and tax revenues of oil-producing countries such as Colombia, Ecuador, Mexico and Venezuela. Also with the fall in the commodities prices has been significantly affected exporting countries such as Chile, Brazil, Dominican Republic and Peru.This slowdown has had its origin in different political, social and economic factors related with; (i) an increase of social unrest as a result of the limitations of the "welfare state " in the countries of the region, which has been accompanied by a strengthening of the "public awareness"; (ii) an increase in distrust due to increased political uncertainty and specifically of economic policies; (iii) an increase in the levels of political corruption; (iv) a less favorable external environment strongly influenced by the falling prices of commodities and declining demand among regional partners.The recession led by Brazil has influenced the perception of growth of the region considering that most countries are still growing moderately but surely and that the contraction responds to events that are taking place in a few countries. For Latin America and the Caribbean, it is expected to grow at two speeds in the region with moderate growth for 2016-17 in the countries of the Pacific Alliance (Chile, Colombia, Mexico and Peru) while Brazil will suffer a strong recession that will drag the Mercosur countries.